Radiografía del empleo público

Entre los principales datos de un informe oficial se destaca la caída de los puestos de trabajo estatales a partir de 2016. También se detallan datos sobre género y salarios, entre otros aspectos.

Un informe oficial, presentado por primera vez en diciembre de 2018 con datos sobre el empleo público en la administración nacional y los organismos descentralizados, arroja datos sobre género, salarios y caída del empleo, entre otros aspectos. Según algunas de las principales conclusiones, los ministerios de Defensa y de Seguridad ocupan más de la mitad de los empleados del Estado, con un predominio del personal masculino concentrado en las áreas no civiles. Otro dato de relevancia es la caída en los puestos de trabajo que se observa a partir de 2015.

El Informe Trimestral de Empleo Público (ITEP), elaborado por la Secretaría de Gobierno de Modernización, se realizó en base a datos de la Base Integrada de Empleo Público (BIEP), a cargo de la Dirección de Investigaciones y Publicaciones, del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) y de la Dirección de Sistemas de Información de Empleo Público.

“Los datos de empleo público a nivel nacional siempre fueron difíciles de agregar en términos estadísticos. En los últimos dos años creamos una base (BIEP) que toma datos de diferentes bases que estaban dispersas y se constituye como la única fuente oficial del empleo público a nivel nacional”, explicó Maximiliano Campos Ríos, director de Investigaciones y Publicaciones del INAP, quien además es docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

“Publicamos un informe trimestral donde analizamos la coyuntura cruzando 10 variables. Este primer trabajo es una caracterización del empleo público a nivel nacional”, señaló. La información publicada no abarca a quienes se desempeñan en los poderes Legislativo y Judicial del Estado nacional, ni en el Ministerio Público, así como tampoco a los trabajadores provinciales o municipales.

“Una de las conclusiones más importantes es cómo se observa una baja del empleo público a nivel nacional. También contiene muchos datos interesantes relacionados con temas de género, distribución territorial y la dispersión salarial en los escalafones civiles y no civiles, por ejemplo”, indicó, y adelantó que el próximo informe abarcará datos cruzados sobre el nivel educativo y el empleo público.

Principales resultados

Según el informe, la administración nacional y los entes públicos contaban en junio de 2018 con 393.243 puestos de trabajo, repartidos en 10 ministerios, la Jefatura de Gabinete de Ministros y la Presidencia de la Nación. Entre las jurisdicciones con mayor cantidad de puestos, se destacan los ministerios de Defensa (con 111.124), y de Seguridad (con 100.234), lo que representa el 54 % de la dotación total. Otras jurisdicciones con una importante plantilla (entre 20.000 y 55.000 puestos) son Salud y Desarrollo Social, Producción y Trabajo, Hacienda, Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología. De esta forma, se observa que seis ministerios emplean algo más del 85% del personal.

De total de los puestos, 65% corresponde al personal masculino, lo cual indica una disparidad respecto a las mujeres. Aunque se aclara que existe una fuerte presencia masculina en el ámbito no civil (cercana a 80%), mientras que en el personal civil se observa una distribución pareja entre varones y mujeres.

Además el informe indica que más de la mitad del personal tiene menos de 40 años, con una escasa incidencia de los adultos mayores (de 65 años o más), que tienen una participación de sólo 1,7%.

En cuanto a la ubicación geográfica del personal, la Ciudad de Buenos Aires es, por lejos, el distrito con mayor cantidad de empleados, con 121.209 puestos de trabajo. Le siguen las provincias de Buenos Aires, con 79.405, y, en menor medida, Córdoba, con 16.998.

También se hace referencia a los diferentes tipos de contratación que imperan al interior de la administración nacional y los entes públicos: 81,2 % de los puestos de trabajo corresponden a cargos de planta permanente, mientras que casi el 17% está contratado.

Otro segmento del informe se refiere a las remuneraciones, donde existen diferencias marcadas entre las del personal civil, y de las Fuerzas Armadas y de Seguridad. De los ocho escalafones que abarcan el personal civil (80% de los puestos de trabajo) los de AFIP, PAMI y ANSES se ubican por encima del promedio de las remuneraciones. No obstante, colectivos sectoriales numerosos, como el Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP) y el Personal Civil de las Fuerzas Armadas (PECIFA) perciben los salarios más bajos de dicho ámbito.

La situación es algo más homogénea entre las Fuerzas Armadas y las de Seguridad, aunque subsisten disparidades. En efecto, sobresalen el Servicio Penitenciario y ciertas Fuerzas de Seguridad (Gendarmería y, en menor medida, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura) como los escalafones mejor remunerados y, por el otro, el personal militar de las Fuerzas Armadas como el de menor retribución relativa.

Caída del empleo

En el informe se analizó la evolución de los cuatro organismos más numerosos de la administración nacional y los entes públicos (SINEP, PECIFA, CONICET e INTA), durante dos etapas: 2011-2015, cuando se expandió la cantidad de puestos de trabajo, y 2016-2018, cuando, en general, ese aumento se revirtió.

Los escalafones que experimentaron el mayor crecimiento durante 2011-2015 fueron SINEP (50,2%) y CONICET (33,1%), mientras que los dos restantes exhibieron un incremento menos pronunciado (INTA, 9,9% y PECIFA, 7,8%). A partir de 2015, PECIFA (15,2%) y SINEP (11,4%) presentaron las reducciones de puestos de trabajo más importantes, mientras que INTA se retrajo levemente (2%), y CONICET siguió creciendo, aunque a un ritmo mucho menor (7,5 %).

También puede gustarle...