Mundial de Clubes: números económicos sin pasiones

Economistas de la UBA compararon los ingresos de los 10 clubes más grandes de Argentina, Europa y Brasil. ¿Cómo se posicionan River y el Real Madrid según este ranking?

Ante la cercanía del Mundial de Clubes, y la posibilidad de que River se enfrente en la final con el Real Madrid, luego de haber ganado la Copa Libertadores, economistas de la UBA invitaron a analizar el negocio del fútbol con “números sin pasiones”, mediante un análisis comparado de la estructura de ingresos de los 10 equipos más grandes de Argentina, Europa y Brasil.

Para ello se basaron en los resultados de un trabajo denominado “El fútbol en la economía argentina”, realizado en 2015 por Ariel Coremberg, investigador del Conicet y director del Centro de Estudios de Innovación, Productividad y Desarrollo de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Pese a haber sido encargado por la AFA, el informe tuvo muy poca difusión hasta ahora. “Lamentablemente no lo tuvieron en cuenta”, señaló Coremberg.

Una de las principales conclusiones del informe indica que el fútbol argentino presenta una estructura de ingresos diferente al europeo y al brasileño. Los clubes locales se financian principalmente con sus simpatizantes (casi en un 50%), mientras que en Brasil el mayor ingreso tiene como origen los derechos de TV. El europeo, en tanto, tiene una mayor proporción de ingresos por marketing, sponsors y derechos de TV. “Por eso nos disparamos un tiro en el pie con lo que sucedió con Boca – River, porque se trata mal a los socios y simpatizantes, que en nuestro país generan el principal ingreso directo de las instituciones”, afirmó.

En la Argentina, casi el 50% del ingreso de los clubes proviene de sus socios y simpatizantes. En Brasil y Europa, la proporción es diferente.

Según el trabajo de Económicas de la UBA, el efecto del fútbol sobre la economía no se limita a los ingresos y gastos realizados por los clubes en forma directa, sino que esta actividad sostiene a otros sectores como producción y venta de indumentaria, prensa, turismo, hotelería, bares, restaurantes y espectáculos.

Según Coremberg, el negocio del fútbol puede ganar competitividad en la Argentina, en relación a los ingresos económicos y a la posibilidad de manejar los contratos de un modo más profesional

En concreto, Coremberg detalló que los clubes de fútbol argentinos explican sólo el 21% del giro del negocio del fútbol. El 79% se genera en otros sectores. Los clubes participan apenas del 6,3% del merchandasing, prensa y publicidad, el 18% de la transmisión y producción televisiva y radial y un 36,7% corresponde a otros servicios. En tanto que turismo, cultura y alimentos fuera del hogar  se generan por sectores asociados, mientras que los clubes generan sus propios ingresos por simpatizantes vía taquilla y cuotas sociales sin participación de terceros.

El economista destacó: “Por cada peso que ingresa a los clubes hay otros tres que se generan afuera de las instituciones, y que no les reportan royalty ni renta. El Gran DT (el juego online de Clarín), la PlayStation y el videojuego FIFA 2018 tampoco reportan royalty a los clubes argentinos ni a la AFA. Esto no sucede en Europa”, advirtió, y agregó que la selección argentina cobra la mitad de dinero que otros países de Europa en regalías por el uso de sus camisetas, pese a que se posiciona en los primeros puestos del ranking de la FIFA. Al respecto, consideró que hay una falta de profesionalismo y no se negocian bien los contratos.

En relación a la economía de los clubes, el trabajo determinó que Boca es el equipo del fútbol argentino que más ingresos percibe, secundado por River. No obstante, estas instituciones locales se ubican muy por debajo de las europeas, que a su vez están lideradas por el Real Madrid.

Según el informe de Económicas de la UBA, Boca es el equipo de fútbol argentino que más ingresos percibe. Detrás se ubica River. Ambos clubes se ubican muy por debajo de los europeos, liderados por el Real Madrid.

“Este ranking muestra que pese a que deportivamente somos competitivos a nivel internacional, porque estamos en los primero puestos de la FIFA, nuestros jugadores son baratos en comparación con los de Europa. Si bien esto nos permite ser competitivos económicamente, también hace que vayamos perdiendo nuestros talentos porque desde Europa los compran fácilmente”, dijo Coremberg, y concluyó que “ante esa situación, la Argentina debería mejorar el negocio del fútbol y obtener más ingresos que los actuales”.

También puede gustarle...