Mapoteca: Cuando el negocio y el placer van de la mano

Carolina Laspiur, egresada de la Facultad de Económicas, generó su propio emprendimiento con la arquitecta Camila Narbaitz (UBA). Se trata de un negocio online de venta de mapas artesanales que crece en forma constante, en el que confluyen los conocimientos académicos y la pasión por los viajes de ambas.

Cuando en junio de 2019 recibió su título de Licenciada en Administración, Carolina Laspiur ya llevaba más de un año aplicando sus conocimientos a su propio emprendimiento, Mapoteca, al cual tiene pensado dedicarle más tiempo ya sin la exigencia de parciales ni finales en el horizonte.

“Mapoteca es una tienda de mapas ilustrados que vendemos a través de e-commerce. El proyecto lo iniciamos con Camila Narbaitz Sarsur, una amiga de la infancia de mi pueblo, Carhué. Comenzó como un hobby en el que unimos nuestra pasión por viajar, las ganas de iniciar algún negocio juntas y nuestros conocimientos. De mi parte aporté lo relativo a la estrategia del negocio y ella sumó todo lo que tiene que ver con el diseño, los logos, la marca”, cuenta Carolina, quien con 25 años ve cómo se concreta el sueño de vivir de lo que la apasiona.

“Como a las dos nos gusta mucho viajar, se nos ocurrió hacer mapas ilustrados y venderlos. Entonces convocamos a diferentes ilustradores, primero fue un amigo, después un conocido de un familiar, y así. Cada mapa está hecho por un ilustrador distinto al que le pedimos un mapa en particular. Hasta el momento trabajamos con más de veinte ilustradores distintos”, narra la Licenciada los comienzos de su emprendimiento.

Nuestro primer proyecto se llamó Argentina Ilustrada, un conjunto de mapas del país con una misma base, y a los que luego les elegíamos una temática específica, un diseño y eso quedaba plasmado en el mapa ya terminado. Estos mapas les gustaron mucho a nuestros amigos y familiares, quienes fueron nuestros primeros compradores. Después empezaron los pedidos y ya no solo de mapas de la Argentina. Fue a partir de esa demanda que decidimos ampliarnos e incorporamos mapas del mundo y de diferentes ciudades”, detalla Laspiur, quien también es ayudante del Seminario de Integración, de la carrera de Administración, en la Facultad de Ciencias Económicas.

La inversión inicial del emprendimiento les demandó apenas $15 mil a cada una, aunque “de entrada, tuvimos un costo variable porque, a medida que llegaban los pedidos, se mandaban a imprimir, si se los quería con marco se lo enmarcaba y después se los entregaba. Empezamos a trabajar en nuestro departamento y sin clientes”, detalla Carolina. Y agrega: “Somos un negocio que comenzó siendo 100% e-commerce y, de entrada, nos lanzamos a las redes sociales en búsqueda de un público más bien millennial y viajero. Y hoy podemos decir que la clave de nuestro negocio, nuestra marca, estuvo y está en las redes. Dentro del ambiente que le gusta el interiorismo o los viajes, la marca Mapoteca ya se ganó un lugar.”

A su vez, esa inmersión en el mundo 2.0 generó una retroalimentación interesante: “Allí recibimos muchos aportes y sugerencias que son muy buenas, algunas de las cuales terminamos aplicando. Una de ellas fue, por ejemplo, la de un ilustrador que nos propuso hacer el mapa de los vinos de la Argentina, pintado con vino, el cual terminamos realizando”.

Hoy, además de la web, Mapoteca tiene su espacio físico. “Alquilamos un sector de un show room, que es por donde los compradores retiran los mapas, pero a la vez pueden ver otros mapas que están allí expuestos. Incluso hay gente que no se atreve a comprarlos por internet y prefiere verlos antes, entonces pasa antes por el show room a ver de qué se trata”.

“También empezamos a tener los primeros pedidos desde el exterior y desde hace unas semanas nos metimos más de lleno para ver cómo podíamos hacer para exportar. Lo hicimos a través de una plataforma para emprendedores que se llama Exportá Simple, y ya hicimos nuestra primera prueba a México”, relata Laspiur.

Además del alquiler del show room las dueñas de Mapoteca siguieron ampliando el negocio. “También alquilamos un taller y trabajamos con un equipo que nos ayuda a preparar los enmarcados, a trabajar en el área comercial, en la publicidad de Facebook y a armar el contenido para las redes. Y así es como surgen diferentes ideas. Una de ellas es la de entregar, junto con el mapa que vendemos, otro mapa igual, pero en miniatura, el cual dice detrás: ‘Regalá este mapa’, una especie de pasamano de publicidad. Esto funcionó muy bien porque hizo que gente que no nos había comprado mapas o no sabía de Mapoteca, nos conociera”, explica la flamante Licenciada.

Y, a juzgar por los resultados, no les va nada mal. “Todos los meses estamos creciendo un poco con respecto al anterior, a lo sumo nos mantenemos, pero nunca bajó la rentabilidad. Salvo en enero, cuando nos fuimos de viaje, como no podía ser de otra manera”, comenta con una sonrisa. Y continúa: “Trabajamos tres veces por semana durante 6 horas en el taller y luego desde nuestras casas, y con eso podemos vivir, porque nos queda una ganancia similar a la de un sueldo promedio de una profesional en relación de dependencia con dedicación full time”.

El éxito de su negocio ya trascendió las puertas de la Facultad. Tal es así que “a tres meses de haber empezado el emprendimiento nos contactaron de revista Living, donde hicimos una nota a la que le dieron un buen despliegue. Además, este año, ganamos un premio en la revista Ohlalá, de La Nación, como uno de los emprendimientos más influyentes del 2019 de la Argentina”.

El negocio tiene miras de seguir su expansión e incursionar en la venta empresarial. En miras a este objetivo es que la tesis que realizó Laspiur en el Seminario de Integración fue Mapoteca Corporativa, “un área que ahora estamos sumando al emprendimiento y que va a estar dedicado a empresas. Lo que hacemos es, a través de los mapas, hacer una comunicación más dinámica. Ayudar a las empresas a que comuniquen y visibilicen sus propuestas, su valor agregado, ofertas de regalos empresariales, etc. En este sentido, ya estamos trabajando en proyectos junto al Park Hyatt y Greenpeace”, concluye Carolina.

Mapoteca.com.ar

Instragram: @mapoteca

Facebook: mapotecaok

También puede gustarle...