La UBA aplica un modelo de Ciudades Inteligentes junto a municipios bonaerenses

La Facultad de Ciencias Económicas desarrolló un primer caso con San Miguel. Buscan avanzar en la gestión estratégica de ciudades junto a otros distritos.

Basados en el concepto de Smart Cities o Ciudades Inteligentes, investigadores de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA elaboraron un Modelo de Gestión Estratégica de Ciudades cuyo fin es diagnosticar y generar buenas prácticas para diferentes centros urbanos del país. Recientemente anunciaron los resultados del primer caso testigo que realizaron junto al municipio bonaerense de San Miguel.

“Ahora estamos pensando junto con el Municipio en desarrollar nuevas ideas innovadoras para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, dijo Omar Quiroga, director del Centro de Ciudades Inteligentes de Económicas de la UBA, y adelantó que también hay interés en trabajar junto a otros distritos bonaerenses.

Las declaraciones fueron realizadas durante la presentación del libro “Gestión estratégica de ciudades. Caso San Miguel”, en el cual también participaron el decano de Económicas de la UBA, Ricardo Pahlen Acuña, el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre, y el intendente municipal Jaime Méndez.

La relación entre el Municipio de San Miguel y la Facultad de Económicas de la UBA comenzó en 2015 cuando Quiroga fue invitado a disertar sobre Ciudades Inteligentes a la Noche de los Libros, un evento que se realiza desde hace cinco años con una gran afluencia de público. Desde entonces se estableció un vínculo que en 2018 permitió avanzar en el trabajo conjunto.

Quiroga destacó el interés de San Miguel en el proyecto y la buena predisposición de las autoridades para abrir las puertas a la Universidad: “Prácticamente le hicimos una auditoría de las políticas públicas que llevaron adelante”, dijo el investigador. Además consideró que con este trabajo la Facultad cumple con uno de sus roles fundamentales, que es la extensión. 

Mucho por hacer

“Cuando hablamos de ciudades inteligentes no necesariamente nos referimos a Dubái o Silicon Valley. Hablamos de una ciudad que tiene un proyecto y una estrategia, y que busca consenso a través de la participación ciudadana, con conciencia social y ambiental. San Miguel trabajó mucho en eso, aunque le queda mucho por hacer”.

“Como los demás distritos del gran Buenos Aires, sobre todo los del segundo cordón, donde son significativos los niveles de pobreza, una de las prioridades sobre las que se dirigieron los recursos fue sobre la cuestión social”, dijo, y también destacó los trabajos que se llevaron adelante en materia de cultura y seguridad.

Quiroga afirmó que el objetivo es continuar analizando y proponiendo políticas públicas que surjan de la interacción entre la Universidad y el Municipio. Para ello analizan el caso junto a otros docentes y estudiantes del Seminario de Integración y Aplicación y de la Maestría en Planificación y Gestión de Ciudades, de Económicas de la UBA. Quiroga subrayó que en 2018 el intendente de San Miguel y el secretario de Asuntos Públicos se acercaron a debatir a las aulas de la Facultad.

“Es probable que a futuro realicemos proyectos juntos en temas como salud y modernización”, dijo, y agregó que “la idea es generar nuevas ideas sobre aspectos ambientales y sociales, de competitividad económica, movilidad y transporte, así como sobre los desafíos institucionales y de gobierno”.

Además comentó que este estudio también es el punto de partida de una investigación que están realizando en colaboración con otras universidades de México, Colombia y Perú.

También puede gustarle...