Inflación: Sale el Big Mac, entra el Cuarto de libra con queso

El índice Big Mac, utilizado para medir el tipo de cambio en diferentes países, hoy no puede ser utilizado con seriedad en la Argentina, debido a que su precio no fue debidamente actualizado. Para reemplazarlo, el economista Jorge Lucángeli creó el índice del combo de Cuarto de libra con queso.

Según el índice  Cuarto de libra con queso, en enero el dólar estaba un 25% por encima de su valor de paridad. Es decir que estaba devaluado, ya que el dólar debería haber estado en torno a los $33,80.

La revista británica The Economist publica, desde 1986, y dos veces al año, su conocido índice Big Mac, el cual toma como referencia el precio de la conocida hamburguesa en 56 países para calcular el tipo de cambio de paridad de los mismos. “El Índice Big Mac se fundamenta en la Teoría de la paridad del poder de compra, según la cual, la relación de cambio entre dos divisas debería igualar la relación entre los valores expresados en las dos monedas de una canasta que contenga el mismo monto de un conjunto similar de bienes. Tratándose de bienes transables internacionalmente, la doctrina asume la vigencia de la Ley de un solo precio”, sostiene Jorge Lucángeli, director de la Maestría en Relaciones Internacionales (MREI) de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

“No solo es importante saber cuál es la relación del tipo de cambio de la Argentina respecto de EE.UU. También lo es ver esa relación con los países con los cuáles competimos en el mercado”, dijo Lucángeli.

“El Big Mac es un bien homogéneo que, al día de hoy, está presente en numerosos países. De ahí que para estimar atrasos o adelantos cambiarios -de manera un tanto aproximada- con respecto al dólar estadounidense, se lleva a cabo esta comparación de precios. La forma de hacerlo es comparar el precio en dólares de un país con el correspondiente, en dólares en los Estados Unidos”, agrega el director de MREI y redondea el concepto: “El índice Big Mac lo que hace es comparar ese tipo de cambio implícito con el tipo de cambio oficial de, en este caso, la Argentina”.

“El tipo de cambio de referencia es el dólar estadounidense y los desvíos de los tipos de cambio están referidos a esa divisa. Los desvíos con signo negativo indican la proporción en que el tipo de cambio vigente está por arriba del tipo de cambio de paridad. El tipo de cambio está sobrevaluado (la moneda local está subvaluada). Por el contrario, los desvíos con signo positivo indican en qué proporción está por debajo del tipo de cambio de paridad. SI el tipo de cambio está subvaluado (la moneda local está sobrevaluada), habría atraso cambiario”, explica.

“El problema surgió cuando el precio de este sándwich fue congelado durante mucho tiempo, en particular durante la gestión de Guillermo Moreno al frente de la Secretaría de Comercio. Entonces, las estimaciones de The Economist daban, por esos años, que el tipo de cambio no se encontraba atrasado, como en realidad lo estaba. Simplemente porque se partía del análisis de un precio que no era el real”, razona el docente.

Pero Lucángeli, lejos de quedarse en la comodidad del lugar crítico, buscó una solución al problema: “Lo que comenzamos a hacer a partir de entonces fue tomar, en lugar del Big Mac, el combo de Cuarto de libra con queso, con papas y gaseosa medianas. Eso dio como resultado que el tipo de cambio estuvo atrasado en los últimos años del gobierno anterior”.

Un Mc Donald’s a la Argentina

La última medición del índice Big Mac, del mes de enero, arrojó que el peso estaba subvaluado un 64,5%. Es decir, que el tipo de cambio local tendría que haber estado en $13,44, en lugar de los $38,16 que estaba en aquel entonces, según el tipo de cambio de paridad. [1]“Lo que no se tuvo en cuenta es que, en la Argentina, el Big Mac sigue sin tener su precio actualizado. Supongo que la empresa no lo hace para evitar agitar las aguas y porque, también sospecho, el Big Mac no debe ser de los sándwiches más demandados de Mc Donald’s”.

Entonces, siempre según el registro del famoso índice, el peso estaba por debajo de su valor de paridad. Algo que tampoco es así. “Si nos guiamos por esta lógica, durante el gobierno anterior el peso estaba en su valor de paridad e incluso adelantado, con respecto al dólar. Y, si nos guiamos por la última medición, el peso estaba muy por debajo de su valor de paridad. Pero ambas conclusiones son erróneas, porque se parte de un índice hecho en función del precio de una comida que, desde hace unos años, no se actualiza”, afirma Lucángeli.

“En la Argentina, la relación que hay entre la hamburguesa y el combo de Big Mac es muy grande, y en los Estados Unidos no es así. Eso habla a las claras del retraso del precio del sándwich Big Mac en nuestro país”, refuerza el concepto el docente.

“Según el índice que elaboramos en función del precio del combo de Cuarto de libra con queso, el dólar estaba, en enero, aproximadamente, un 25% por encima de su valor de paridad. Es decir, que el peso estaba relativamente devaluado, ya que el dólar debería haber estado en torno a los $33,80. Aunque vale aclarar que estos indicadores son más bien aproximados”, aclara el investigador.

“A partir de estos resultados es interesante ver que los demás tipos de cambio del resto de los países, también estaban devaluados con respecto al dólar norteamericano, a excepción de Suiza, Noruega y Suecia. Y que también son muchos los países que tienen una moneda más devaluada que la nuestra, por ejemplo, el Reino Unido, Corea del Sur, Chile, Colombia, Japón… No solo es importante saber cuál es la relación del tipo de cambio de la Argentina respecto de los Estados Unidos, también lo es ver esa relación con los países con los cuáles la Argentina compite en el mercado”, analiza Jorge Lucángeli.

Y, para finalizar, deja en claro esta cuestión con un ejemplo: “El peso mexicano aparecía con una devaluación del 54,5% y la Argentina tiene un acuerdo automotriz con México. Pero, claramente, el acuerdo tiene que contener cupos de comercio; de lo contrario, nuestro país no podría competir y la industria automotriz local desaparecería”.

[1] Véase https://alquimiaseconomicas.com/2019/02/18/big-mac-index-algunas-aclaraciones-y-comentarios/#more-2924

También puede gustarle...